Experimentos televisivos

Bueno, yo no sé si alguien sigue mirando este blog años ha abandonado por los dioses pero yo sigo a lo mío, o mejor dicho, a lo nuestro: ciencia.

Hoy me dispongo a volver sobre nuestros pasos, a los orígenes, al método científico. Cuál fue mi sorpresa ayer noche cuando,a la espera de las películas X (sí, como que yo era el único), apareció el adalid de lo parapsicológico, el investigador de los misterios sin solución, el genial magnate de lo sobrenatural, Iker Jiménez. Allí estaba en su progrma, que semana tras semana nos trotura con sus historias sin sentido. Yo me disponía a avanzar en el rico tapiz televisivo de la madrugada cuando le escuché decir: EXPERIMENTO. Y allí me quedé, a ver si al fin se había encendido la bombilla. Y esto fue lo que ocurrió:

Lamentablemente, este genial vídeo que Cuatro nos proporciona no exhibe todo lo ridículo del espectáculo. Iker proclamaba minuto tras minuto la abosluta innovación del experimento y aún peor pretendía demostrar la existencia de presencias con este espectáculo. Tampoco aparece la charla posterior con dos psicólogos, uno de ellos profesor de la UCM. Fue éste hombre quien dio al fin algo de coherencia diciendo que aquello no tenía validez alguna (lo dijo educadamente pero igual da): no hay confianza estadística, no se han estudiado a los sujetos, no se ha estudiado el orden de los estímulos apra evitar crisis de ansiedad y pánico, etc.

Los señores de Cuarto Milenio intentaban pues iniciar una cruzada parapsicológica – científica a través de un pseudoexperimento, y aún con eso Iker tuvo que retrocedcer ante las evidencias que el señor profesor soltaba por su boca. Ciertamente penoso. Así será difícil que alguna universidad tome en serio estos fenómenos y den dinero para investigaciones. Me aprece profundamente terrible el menosprecio de todo que llega a hacer la televisión. Bueno, y a vosotros ¿qué os parece?

2 respuestas a Experimentos televisivos

  1. rafaula16 dice:

    Si querido amigo televisivo como diría Iker Jimenez, yo también vi ese “experimento”, pero solo lo via hasta que el amable señor que acompañaba a Iker Fue a sacar a la chica que fue la primera en meterse dentro de la caja de la caja (valga de redundancia) y la pobre chica casi se muere del susto que le dio el amigo creo que llegó las 235 pulsaciones por minuto, eso es un buen susto.

    Pero en efecto como tu mismo as dicho que dijo en el programa el profesor de psicología ese experimento no es que tenga mucho rigor científico, vamos que yo creo cuando le meten el tigre, la persona podría haber reaccionado igual si le hubiesen metido yo que se por ejemplo un perro de la raza caniche, que no es que sean muy peligrosos que digamos.

    Bueno ay dejo mi comentario espero que si alguien todavía sigue leyendo este blog (que para mi que somo muy pocos)escriba su opinión.

  2. paola dice:

    quiero mas experimentos px

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: