Expo Zaragoza 2008

Pues resulta que este mes de julio Miguel, Rafa y yo nos decidimos (no sin ciertas dificultades) a visitar la Exposición Internacional Zaragoza 2008. La experiencia fue interesantísima y no puedo por menos dejar de compartirla con la gente que lee este blog (menos da una piedra). Me resulta imposible contar todo lo que vimos sin escribir un sedante de chorrocientas hojas así que me limitaré a contar los más significativo de la expedición.

La Expo 2008 de noche
La Expo 2008 de noche

Tras llegar a la bella ciudad de Zaragoza sobre las dos de la tarde (es decir, en el punto álgido del día en lo que a temperatura se refiere) navegamos estación arriba y abajo hasta encontrar el autobús que nos llevaba hasta el camping para, una vez allí, cruzar como unos ¿se puede decir gilipoyas en este blog? un terreno agreste y pedregoso (sin saber que se podía acceder más cómodamente por un puente nuevo que cruzaba el canal). La cuestión es que una vez llegamos al camping nos asentamos y como la entrada para la Expo era para el día siguiente pues subimos a la ciudad a hacer de turistas.

Dos actores representan una obra en El Faro

Dos actores representan una obra en El Faro

A la mañana siguiente, madrugón y autobús hasta el recinto de la Expo. Allí la gente entraba a raudales por el pabellón puente (que en realidad es un puente) para acceder al recinto. Una vez entramos y mostramos nuestras entradas cruzamos el susodicho puente y nos encontramos ante un gigantesco conjunto de edificios que albergaba los pabellones de los 101 países que estaban allí. Abrumados por semejante espantajería arquitectónica (aunque bella a su modo) viramos a estribor y nos encontramos con los pabellones temáticos (dícese de semiesferas volcadas contra el suelo) que albergaban distintas exposiciones: un audiovisual sobre la escasez de agua en el Pabellón de la Sed, ingenios mecánicos movidos por el agua en Oikos y una agradable exposición sobre las relaciones entre algunas ciudades del mundo y el agua. A destacar: el edificio del faro que albergaba metros y metros de exposición sobre desastres naturales y gestión de recursos que lógicamente no pudimos ver enteros y naturalmente el acuario fluvial, que llevaba sus dos horas largas de ver y albergaba infinidad de especies y no solo peces, sino también crustáceos, reptiles, anfibios y otros bichos. La pega, faltaba algún cartelito con el nombre de las especies (es que la guía costaba 2€). En esto se fue la mañana y la tarde en ver los pabellones de las C.C.A.A. (nada recomendables por cierto, hay cosas más interesantes que ver). Finalmente marchamos a ver El Hombre Vertiente, espectáculo donde cinco tiraban agua porque se creían superhéroes (eso entendí yo). Al día siguiente el espectáculo se suspendió durante el resto de la semana por un misterioso accidente del que no daban mayores explicaciones (es cierto). Más tarde aprovechamos que había función teatral para verla (ya la habíamos pagado con la entrada): Una comedia de Lope de Vega que la verdad poco tenía que ver con el agua. A las diez media vuelta, autobús y cama.

Prodigios tecnológicos coreanos

El Circo del Sol

Al día siguiente, más de los mismo. Entramos por el mismo lado y acabamos con los pabellones temáticos entrando en Agua Extrema, un simulador 3D de distintos desastres relacionados con el agua (un tsunami, un ciclón y una lluvia torrencial). Hecho esto, nos dirigimos al pabellón de Japón, fervientemente recomendado por unos simpáticos madrileños que esperaban cola con nosotros. Nos lleva una media hora entrar pero merece la pena. El audiovisual sobre las costumbres japonesas con respecto al agua en su Edo medieval y la exposición de fotos junto con la conversación entre un nipón y un organizador maño a la que yo pegaba la oreja como quien no quiere la cosa formaron una visita estupenda. El resto del día lo pasamos dando vueltas por los pabellones cuya descripción me llevaría líneas y líneas así que mejor una breve recitación: los útiles filipinos de pesca, los barcos vietnamitas, los prodigios tecnológicos coreanos, las termas griegas, un recorrido a vista de pájaro por las costas croatas y tesoros egipcios, el agua que llega al desierto de los Emiratos Árabes y un sin fin de cosas más. Esa misma tarde, visita al Pabellón del Anfitrión (vamos, el de España). Para mí, bastante decepcionante (lo mejor queda por fuera, en sus columnas cerámicas que permiten crear un clima fresco solo con agua). Dentro, proselitismo y clase de geografía, esto último bastante interesante, pues hablaban sobre las cuencas hidrográficas y los sedimentos en función de la misma. En la última sala, la Fundación la Caixa divulgaba la ciencia y el Protocolo de Kioto descansaba ignorado por los transeúntes (menos por Miguel, faltaría más). A la salida, la panera de Ferrán Adriá casi por el mismo precio por el que nosotros comimos los tres días (suena a coña pero es verdad). El eterno dilema del hombre, cocinar o comer. Punto y aparte y nos dirigimos al Pabellón de Aragón, bastante mejor que el anterior para mi gusto. Como siempre, ríos y recursos hidrográficos de la zona y un audiovisual espectacular por toda la C.A. además de un tío con un pelazo increíble bailando una jota (confieso que eso no lo pillé del todo). Más pabellones internacionales y a las diez, disfrutamos de la vista de la Expo de noche (espectacular) y del espectáculo Iceberg, muy inquietante. Después concierto de… bueno, no me acuerdo de como se llamaban pero era música étnica. Muy buenos. El Circo du Soleil ,que ya habíamos visto al mediodía, alumbraba las calles con fuego y más tarde espectaculares acrobacias aéreas. A las dos de la madrugada vuelta a la cama.

Acuario fluvial

Acuario fluvial

¡¡¡Último día!!! Madrugar y recogida de equipaje. Marchamos maleta en ristre y cuando llegamos allí las consignamos (previo pago, faltaría más). Marchamos a la Torre del Agua donde subiendo y subiendo rampas admiramos la vista de la Expo y de la ciudad. En la última planta se vendían preservativos con la figurita de la mascota de la Expo, Fluvi (es verdad, lo juro). El resto del día transcurrió visitando algunos de los pabellones que nos quedaban por visitar (Rumanía, Nepal, Mongolia, Italia…) aunque es preciso destacar el fabuloso Pabellón de Rusia. Nos revelaron un increíble descubrimiento: el agua almacena información de los sitios donde está y según que agua bebas pues eres distinto. Pero no sólo eso, sino que resulta que se reza antes de comer porque todas las religiones del mundo tiene rezos que se efectúan a la misma frecuencia que el campo magnético terrestre y así purifican el agua. Por supuesto, la comunidad científica se ha tenido que rendir ante tales evidencias divinas. Y lo dice un país que hace 15 años era ateo. Pues así es. Al salir los tres no dábamos crédito de lo que habíamos oído y tan sólo un señor que allí estaba (no ruso, claro) nos oyó y coincidió con nosotros en que lo que habían dicho eran barrabasadas. Solo una persona de lo menos cincuenta que habíamos visto el vídeo (cuatro si nos contamos a nosotros tres). Muy preocupante. ¿Cuántos de los que no estaban sorprendidos permanecían indiferentes y cuántos se lo habrían creído? Mejor no pensarlo. Tras este shock, más pabellones. A las seis autobús y vuelta a casa.

Pabellón de España

Pabellón de España

Y os diréis, con todo lo que ha escrito este tío se habrán visto toda la Expo. Pues no, echamos cálculos en el viaje de vuelta (era muy largo) y tan solo vimos un 37.7 % de lo que había, y eso en tres días. Tampoco he contado todo lo que vimos y lo cierto es que hasta el más mínimo detalle resultaba interesante y también están las típicas anécdotas: a Miguel le quitan sus cuchillos (decorativos más que otra cosa) en la entrada, a nosotros un tenedor, alguien se pone enfermo, caen bolsas del cielo… pero que se le va a hacer, siempre podéis preguntar. Lo mismo me ocurre con las fotos, sólo he puesto unas pocas que me gustaban, pero hay muchísimas más. SI alguien las quiere, no tiene más que pedirlas.

Pues nada, tenéis hasta el 14 de septiembre para ir, es una buena experiencia y mñás si se sabe de antemano lo que merece la pena y lo que no.

Un saludo y felices vacaciones.

Los artistas.

Los artistas.

Anuncios

5 Responses to Expo Zaragoza 2008

  1. mamen dice:

    Hola!

    Gracias por compartir vuestra experiencia, Alberto, como siempre eres muy generoso. Por tus comentarios,.., casi es conveniente contar con una semana para visitar la Expo!!.

    No entraba en mis planes ir, pero nunca se sabe; leerte contagia. Sin duda, si al final me doy una vuelta por Zaragoza, no dejaré de entrar en el simulador 3D, subir a la Torre del Agua, visitar el Pabellon de Japón….. y quizá me ahorre entrar en el pabellón ruso, jajaja

    Me gustó conoceros el día de la exposición de Santiago en el insti. No os ví al terminar, no me despedí.

    ¡¡¡¡¡A seguir disfrutando del verano!!!!!

    Un abrazo

  2. josemi1 dice:

    Hola a todos!! bueno por decir algo porque esto parece que esta muerto. Si Cabañas es cierto si te pones a contar todo lo que nos paso la biblia se queda corta porque el viaje la verdad fue un tanto surrealista, una china que se quedan dormida en el pasillo del autocar mientras su hija pequeña tiene que ser entretenida por rafa para que esta no moleste a los viajeros, que si un donoustiarra que no hace mas que tocar los huevos y tentar a Rafa con una chilena para que cometa el pecado original y así nos podriamos tirar escribiendo hasta superar al polémico post de 48 comentarios, pero eso si fue toda una experiencia muy recomendable de ser probada. Adios y feliz verano a todos.

  3. rafaula16 dice:

    Buenas años ha que no escribo en este blog y por lo que se ve no soy el único que lleva bastante sin escribir en él.

    Pues si como ya a dicho nuestro compañero Miguel se han quedado por el camino muchas cosas que contar sobre ese fantástico y a la vez extraño viaje que realizamos los tres a visitar la Expo de Zaragoza, bueno pues allá va mi pequeña aportación.

    Todo lo que han dicho es completamente cierto, lo de la china en el autocar, lo del donostiarra y la chilena, lo de los cuchillos de Miguel, lo de las bolsas que caen del “cielo” (eso tiene una fácil explicación) resulta que en realidad no caían del cielo sino que se caían de una papelera que estaba enfrente de la habitación donde estábamos, pero nosotros no nos dimos cuenta hasta más tarde, el personaje que enfermo es fácilmente adivinable quien fue, no fue otro sino nuestro querido amigo Miguel (que no sale de uno cuando ya esta entrando en otro porque siempre le duele algo o tiene fiebre jijijijiji), no han mencionado que nos entrevistaron de la cadena SER cuando estábamos visitando el pabellón de Rumanía (fuimos a visitarlo porque era el día nacional de Rumanía y daban unos abanicos de cartón que venían muy bien para el calor, luego resulto que los abanicos eran gorras)

    Bueno aun quedan muchas cosa que contar pero son tantas que saturaría el blog, os deseo a todos un feliz verano y que aprovecheis lo que queda que ya va siendo poco adios.

  4. Jose dice:

    Suscribo al 100% los comentarios sobre el deplorable documental que proyectan en el pabellón de Rusia. Lo vimos tres amigos (físicos, para colmo) y nuestro grado de estupefacción crecía conforme avanzaba la peliculita.

    Lo peor es el supuesto carácter científico del asunto, que avalaban los nombres de científicos (¡ + un arzobispo ortodoxo !) que aparecían en los títulos de crédito al principio del bodrio.

    Mejor si hubiesen dejado sólo las imágenes, sin subtítulos, claro…

    Por ahora, lo más decepcionante para mí de la, por otra parte, estupenda exposición sobre las realidades del agua (y no cuentos), que se ha organizado en mi ciudad.

  5. Ayuso dice:

    Muchas gracias por compartir vuestra experiencia, pero que envidia me dais!!! ¿Cuando fuisteis tuvisteis que esperar muchas colas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: