Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, cree que es posible utilizarlas para curar la diabetes.

Los investigadores lograron que, al desarrollarse las células madre inmaduras, se convirtieran en células islotes pancreáticas, que producen insulina. La diabetes es causada precisamente, por la carencia de este tipo de células. Según los científicos, las células madre podrían reemplazar a las inyecciones de insulina.


Los resultados en animales han sido prometedores, pero aún no se conoce como serían éstos resultados en seres humanos, puesto que aún no ha sido probados.

Como este tipo de células aún no se han desarrollado, pueden ser programadas en el laboratorio para que se conviertan en diferentes tipos de tejidos. Sin embargo, existe la preocupación de que en el proceso puedan volverse cancerígenas. Pero el equipo de la Universidad de Stanford cree que esta posibilidad puede reducirse utilizando “células cerebrales”.

Los investigadores encontraron que, al añadir sustancias químicas a las células madre del cerebro, éstas producían insulina. Luego transplantaron estas células en una cavidad en los riñones de ratones. Las nuevas células respondían a los aumentos en los niveles de azúcar en los roedores produciendo insulina. Cuatro semanas después, las células continuaron vivas, seguían produciendo insulina y no se volvieron cancerígenas.

Los resultados sugieren que las células madre podrían reemplazar las inyecciones diarias de insulina en los pacientes que sufren diabetes del tipo I.

P.D.:(Publicado por Laura Truchado)

4 respuestas a Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, cree que es posible utilizarlas para curar la diabetes.

  1. barcopirara dice:

    Pues ojalá tenga un éxito tremendo la investigación, todos los avances médicos son importantes y esto demuestra que la aplicación de las células madre no tiene por qué ser negativa.Porque ya es hora de que los enfermos de diabetes vean una luz, no solo la inyeccion de insulia al final del camino y eso cuando la enfermedad es controlada y controlable. Me parece una maravillosa noticia.

  2. Heimdall dice:

    Parece que, como muy bien dice Roberto, los diabéticos pueden vislumbrar al fin una solución definitiva. Es cierto que aún queda mucho camino para que el asunto sea viable en humanos, pero sin duda es un gran avance. La diabetes (hablamos de diabetes mellitus de tipo 1) es una enfermedad que hoy día afecta a unos 240 millones de personas cuya vida depende de la inyección constante de insulina. Aunque esto garantiza un control de la enfermedad y elimina cualquier problema, la vida del insulinodependiente es muy dura y más aún cuando se trata de personas mayores, que generalmente necesita que una persona le ponga la inyección cuando la necesita.
    Una medida como ésta que traiga al enfermo la restauración total a su metabolismo (en lo que al azúcar se refiere) será sin duda un gran avance médico, y más aún teniendo en cuenta que la Federación Internacional de Diabetes prevé que el número de afectados ascienda a 380 millones de aquí a 17 años.
    Un aplauso a los médicos que han hecho posible esto (que sin duda será manipulado por la vil y mezquina industria farmaceútica).

  3. Alberto H. dice:

    Hola! Bueno que noticia más interesante, corta pero intensa como se suele decir, me parece muy interesante que a partir de células madre se puedan desarrollar esta clase de células, para ayudar a gente que tiene la desgracia de tener que pincharse cada cierto tiempo insulina, es una condena… creo que hay que invertir mucho mas dinero en esta clase de experimentos e investigaciones, para que se lleguen a resultados muchos mas fiables y se pueda realizar una especie de prototipo para probarlo en personas humanas, espero que se consigan mas logros y que nuestro cuerpo no los rechaze y los acepte correctamente. Un Saludo!

  4. mamen dice:

    Hola!

    Gracias Laura Truchado .
    Me he alegrado especialmente al leer la noticia que has publicado: debuté el año pasado como diabética insulinodependiente (mellitus tipo 1) y efectivamente, como´bien decís en vuestros comentarios, dependemos diariamente de una o más inyecciones; es una enfermedad que exige mucho control, pero por otro lado, no es dolorosa y no impide realizar casi ninguna actividad (salvo, p.e. comer esos fabulosos donuts, jaja), solo hay que reeducarse.

    ¡¡¡¡Mucho ánimo a todos los diabéticos!!!!.

    Me sumo a tu deseo sobre los avances científicos con células madre barcopirara y a tu aplauso Heimdall…., y, aunque no soy muy amiga de bichos en general, mi agradecimiento a esos ratones de laboratorio😉

    Un saludo para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: