La Vida Es Carbono

El 61 átomo del Sistema Periódico es el Carbono.El carbono tiene 6 electrones, 2 que giran en la capa interna y 4 en la externa, es decir, le faltan 2 electrones para alcanzar el número de 8 y lograr el nivel de gas noble. Pero, debido a que los electrones pueden tener 3 posiciones diferentes, se forman cadenas de distinto número y diversas posiciones, lo que origina la variedad típica de los compuestos de Carbono, que son lábiles, esto es, sus componentes sufren cambios rápidos.

 Este fenómeno es lo que conocemos con el nombre de metabolismo. Los átomos de Carbono, no solo se unen por pares, sino que añaden un tercero, un cuarto y hasta un vigésimo átomo, lo que origina diversas cadenas características. Hay que agregar que, cuanto más larga es la cadena, más densa es la molécula. Otros conocimiento ayudan a comprender mejor el juego de la vida.- El metano (1 eslabón), es el gas volátil de los pantanos- el etano (2 eslabones), es la substancia madre del éter- las cadenas de 5 a 7 eslabones son las gasolinas- las cadenas de 10 eslabones conforman el petróleo- las cadenas de 15 eslabones forman la parafina semisólida- las cadenas de 25 son los aceites lubrificantes- y las cadenas de más de 30, forman el alquitrán, cadenas compuestas de C y H se llaman hidrocarburos. Con los hidrocarburos impulsamos los automóviles. Los hidrocarburos intermedios nos sirven para los engrases y los hidrocarburos pesados los utilizamos para asfaltar las carreteras.        Si se hace saltar la energía que mantiene unidos a los grupos atómicos, ésta, liberada, produce la combustión. Pero para lograr la rotura de los hidrocarburos es indispensable emplear una cantidad de energía: Basta para que el metano (gas que se acumula en la minas de carbón), estalle, basta una llama libre; por eso, los mineros, trabajan con lámparas cerradas, y una chispa inflama la gasolina (lo hace la bujía, en el caso del automóvil).        La baja temperatura del hombre, de sólo 37ª, no es suficiente para producir la rotura de los hidrocarburos. Por esta razón, no nos podemos alimentar con gasolina ni con parafina. El hombre necesita compuestos que ya contengan átomos de oxígeno, es decir, compuestos parcialmente oxidados. Cuando un compuesto contiene O, además de C y H, se forma el grupo OH, característico del agua, recibiendo el nombre de hidrato. A partir de los hidrocarburos, que sólo contienen C y H, se originan los carbohidratos, como el azúcar, el almidón y la celulosa, de magnitud creciente. Los azúcares son fáciles de saltar o, dicho de otro modo, de digerir, los almidones, que son intermedios, ofrecen una dificultad regular, y los grandes carbohidratos, las celulosas, son de digestión difícil.        Todo lo anterior significa:1) Las máquinas se alimentan de hidrocarburos, que son moléculas de C y H (gasolina, petróleo, aceite pesado), y 2) Los organismos vivos se alimentan de carbohidratos, que son moléculas de C, H y el hidrato OH (azúcar, almidón, celulosa).        El hombre, aprovechándose de la tendencia del C a formar cadenas, ha sido capaz de crear cadenas artificiales de carbono – que no existen en la Naturaleza – obteniendo los productos sintéticos, desde el celuloide al caucho artificial.        Por otra parte, debemos saber que los átomos de C forman el anillo de benceno, la substancia madre de los compuestos cíclicos, desde la aspirina a la penicilina. El benceno nos induce a mencionar a la ciudad de Bonn, señalada por la Historia por tres diferentes motivos: 1) Ahí nació Beethoven, 2) Ahí, por primera vez, Hertz produjo las ondas eléctricas, y 3) Ahí, von Stradonitz, tuvo la visión más importante de la química.        Se habían propuesto varias teorías para explicar la formación del benceno, C6H6, pero ninguna era satisfactoria. Pero, ¿a qué viene mencionar a Bonn? Bueno, es muy sencillo de explicar: Kekulé von Stradonitz, paseando por su calles, vio en el dintel de la puerta de una hospedería un escudo con anillos entrelazados y esta simple visión lo llevó a deducir que el benceno estaba compuesto de anillos. Comprobada la hipótesis, nació la Química Orgánica.        Si leemos las etiquetas de los medicamentos, ciertas palabras nos causan horror; sin embargo, ellas constituyen el mejor sistema de nomenclatura que poseemos; sólo hace falta aprenderse la significación de dos docenas de palabras fundamentales. Por ejemplo: dimetil-amino-fenil-dimetil-pirazolona, designa al piramidón, sin posibilidad alguna de confundirlo con otro medicamento. Si se aplicara este sistema en la sociedad humana, bastaría el nom-bre de la persona para deducir a quien tenemos delante y nunca confundiríamos a un Vendedor con un Comprador, ni a un Británico con un Dinamarqués, o a la inversa. El sistema nos permitiría deducir todo lo que quisiésemos saber de una persona determinada solo por su nombre.Un ejemplo en calidad de síntesis. Si en el anillo bencénico:1) se introduce el grupo hidroxilo OH, se origina el hidrato bencénico o fenol; 2) si a este grupo se adiciona el grupo COOH, característico de los ácidos, se origina el ácido salicílico- llamado así porque existe en la madera del sauce-;  3) si se agrega a éste, una molécula de ácido acético, CH2COOH, se origina el ácido acetilsalicílico, conocido como aspirina, llamada así por la Spiraea, una planta de las lagunas, que contiene ácido salicílico en abundancia.        Otros derivados del benceno, son: 2 anillos para la naftalina, 3 anillos conducen a la morfina, y 4 anillos equivalen al índigo. En el momento de obtener el índigo, se quebró la dependencia que tenía Occidente con el Oriente, hasta entonces, única zona productora de tal substancia de teñir. Y más sobre el benceno:         Ehrlich, con Hata, su colaborador japonés, luego de probar 605 modelos de molé-culas de amoníaco y arsénico en el anillo bencénico, encontró qué era lo que causaba la muerte a quien sufría la enfermedad del sueño. Ehrlig, aplicando su compuesto, le quitó su capacidad venenosa y ello significó acabar con los espirilos y las espiroquetas sifilíticas. A este producto Ehrlich-Hata 606 se le denominó, salvarsán y fue la primera de las drogas milagrosas de la química moderna. Luego, se obtuvo la molécula del prontosil, de gran poder desinfectante. Se teorizaba que el organismo dividiría el compuesto frágil, utilizando solo la mitad que contenía azufre; por este hecho recibieron el nombre de sulfas.          Por otra parte hay que dejar constancia de que los ácidos carbonatados se convierten, por adición de amoníaco, en aminoácidos, que son los eslabones de las proteínas. Las grandes moléculas – vitaminas, hormonas y fermentos -, actúan como los instrumentos y las llaves que usa el hombre en sus diarias actividades de trabajo-, cada uno para una función determinada y determinante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: