¿Qué es la vida?

Bueno, antes de abordar la búsqueda de vida extraterrestre, será preciso definir aquello que deseamos buscar. En este caso intentaremos definirlo lo mejor que podamos, pues la vida no es un concepto que se pueda definir a la ligera.

Primeramente, es preciso escoger un punto de vista, una característica general que se pueda aplicar a todo organismo vivo. Teniendo en cuenta todo lo que se ha hablado en clase durante los últimos días acerca de este tema he seleccionado algunas definiciones que contienen muchos de los aspectos que se mencionaron. A continuación expongo por qué esa definición se queda incompleta y poco definida a la hora de abarcar la vida.

Una de las definiciones que fueron ampliamente aceptadas durante muchos años fue la que definía la vida partiendo de la fisiología (ciencia que estudia las funciones de los seres orgánicos). Es la siguiente (aunque podéis encontrar múltiples versiones parecidas):

Un organismo vivo es aquel, compuesto por materia orgánica , capaz de llevar a cabo funciones tales como comer, metabolizar, excretar, respirar, moverse, crecer, reproducirse y responder a estímulos externos.

Sin embargo, aunque a primera vista pueda parecer buena, esta definición es incompleta porque excluye, por ejemplo, a ciertas bacterias capaces de vivir en condiciones anaerobias. Posteriores avances en el campo de la biología han dejado a esta definición obsoleta.

Otra definición es la que se realiza tomando como punto clave el metabolismo (conjunto de reacciones químicas que efectúan constantemente las células de los seres vivos con el fin de sintetizar sustancias complejas a partir de otras más simples, o degradar aquellas para obtener estas):

Un sistema vivo es un objeto con una frontera definida que continuamente intercambia sustancias con el medio circundante sin alterarse.

Sin embargo, esta definición es muy vaga y consideraría vivo al fuego, por ejemplo.

Otra definición, que también surgió en clase, es aquella que se centra en los componentes específicos de los seres vivos (ácidos nucleicos, proteínas, etc.):

Todo organismo vivo contiene información hereditaria reproducible, codificada en los ácidos nucleicos, los cuales controlan el metabolismo celular a través de unas moléculas (proteínas) llamadas enzimas que catalizan o inhiben las diferentes reacciones biológicas.

Esta definición ya resulta más precisa y completa, pero excluiría del conjunto de los vivos a posibles organismos cuya química fuese distinta a la nuestra, cosa que aún no ha sido verificada o refutada.

Finalmente surge una definición a partir del ADN y considerando como elemento clave de la vida la evolución (como ya demostró en su día José Miguel):

La vida es todo sistema capaz de evolucionar por selección natural.

Esta definición es demasiado difusa y podría abarcar como vivos a virus informáticos con una programación que le haga comportarse como un organismo sometido a la selección natural. También podría excluir como vivos a organismos en casos similares a los del dodo, pero más extremos: organismos en un ecosistema aislado que no representa amenazas y no hace necesaria la continuación de la evolución por selección natural.

Como vemos, todas las definiciones fallan al escoger una sola característica de los organismos vivos (que conocemos). Podríamos concluir entonces que una síntesis de estas diversas definiciones (tal vez excluyendo algunas y añadiendo otras) podrían definir perfectamente la vida al suplir unas los fallos de otra u otras. Sin embargo el resultado sería una definición demasiado extensa y que dificultaría mucho la búsqueda y el estudio de la vida (al necesitarse encontrar todas y cada una de las características de las definiciones para afirmar que un organismo está vivo). Sin embargo, cuando Pepe mencionó a la señora Lynn Margulis me entró la curiosidad y decidía buscar algo de la definición que esta mujer da de la vida. Para explicarlo, antes me gustaría señalar una definición de vida en la que seguro nadie había pensado (yo tampoco). Ésta se basa en la termodinámica (sí, se basa en física en vez de en química). Vendría a decir algo parecido a esto:

Los sistemas vivos son regiones localizadas donde se produce un continuo decrecimiento de la entropía sin intervención externa.

La entropía se podría definir como el desorden, o la homogeneidad energética de un sistema (el concepto es más complejo, evidentemente). Todo el Universo tiende a aumentar su entropía, es decir, a repartir la energía en él de manera homogénea. La vida es claramente una tendencia contraria. La vida tiende a organizarse en sistemas cada vez más complejos y estructurados, diferenciando sus células y las funciones energéticas de cada parte del organismo. Ésta es una tendencia contraria a todo lo demás (lo inerte) del Universo.

Parece una buena definición pero sigue resultando vaga. Así pues, la señora Margulis se enfrenta a los neodarwinistas y defiende esta definición termodinámica de la vida matizándola y precisándola con ideas complementarias. A continuación reproduzco un párrafo de Wikipedia que creo que expone muy bien las ideas de Margulis (puesto que la definición de vida sigue siendo la termodinámica), mejor que en otras páginas de carácter demasiado estéril:

“Lynn Margulis considera la vida como un sistema complejo que surge bajo condiciones iniciales favorables, y que localmente acelera la conversión energética entre, en nuestro caso, el calor del Sol y el frío espacio. La larga vida media de una estrella permite que este sistema vivo evolucione a niveles cada vez más complejos, dado que el sistema se perpetúa mediante material genético de copia imperfecta (definición bioquímica) y de alguna forma es seleccionada siempre la copia más eficiente (definición genética) siendo ésta la más favorable termodinámicamente.”

Sin duda éste es un planteamiento nuevo en nuestra concepción de la vida (al menos en la mía) y que sí parece poseer un carácter general aplicable a todo posible organismo vivo en el Universo. En cualquier caso, el paradigma predominante hoy día sigue siendo el neodarwinista (evolución por selección natural y clave de las mutaciones genéticas), de modo que éste es un terreno abierto a debate (científico) y al estudio de futuras generaciones de mentes brillantes.

Me gustaría realizar una pequeña reflexión final (e independiente de lo dicho hasta ahora) sobre la vida que roza lo filosófico pero surge de evidencias científicas. La reflexión es sobre la vida autoconsciente, inteligente y comunicaiva (la nuestra, la del ser humano) y la escuché por primera vez de boca de José Manuel Quesada Molina, profesor de Física Cuántica en la Universidad de Sevilla. Partía del simple hecho de que aunque tú no mires, la Luna esta ahí y se puede predecir dónde está y estará. Esto es un concepto sencillo y se puede aplicar a cualquier caso a escala macroscópica siempre que se disponga de los datos necesarios. Esto quiere decir que se puede predecir dónde estará un cuerpo en un determinado momento sin necesidad de observar directamente, de ser parte del sistema. Sin embargo, cuando nos reducimos a escala microscópica, éso no es así. Por ejemplo, no se puede decir donde estará un electrón determinado de un átomo en un determinado momento desde fuera del átomo. Lo máximo que se puede hacer es dar la probabilidad de que el electrón esté en tal lugar en tal momento. Nada más. La única manera de saber donde está el electrón es entrar en el átomo y mirar directamente. Solo así se puede definir la estructura exacta de ese átomo. Antes de mirar solo se pueden expresar posibilidades, solo se puede explicar un modelo difuso, sin estructura del todo definida. A partir de esto, Molina reflexionaba sobre si tal vez la existencia de vida autoconsciente, etc. es una necesidad para que el Universo sea total y completamente definido. Es decir, sin el hombre (u otra vida autoconsciente, etc.) el Universo es sólo un modelo, una nube sin definir, y somos nosotros los que hacemos que se defina, nuestra participación es necesaria (porque si no se podría decir donde está el electrón sin necesidad de que “entráramos”). Como ya he dicho, se acerca mucho a la filosofía, pero es una curiosa manera de afrontar la vida inteligente.

Disculpas por la extensión del artículo, pero así de complicadas son las cosas. Espero que os haya ayudado a comprender un poco mejor qué es la vida y que os sirva para vuestros propios ejercicios y, sobre todo, para pensar.

Anuncios

3 Responses to ¿Qué es la vida?

  1. Josemi dice:

    Creo,perdon, pienso que es cierto que es algo chungo el tener una definicion del universo sin que noa haya nadie en él que lo defina( es como saber lo que es una tortilla en un universo en el que no existen ni existieron los huevos). Pero aun me resulta un tanto raro eso de no poder definir el atomo debido a que no estamos “dentro de su sistema”. Cierto que mediante una derivacion lógica partiendo de la premisa anterior te lleva a esa connclusión, pero no se, tal vez como tu dices la reflexion sea un tanto filosófica y lo que habria que hacer seria experimentar introduciendo microcientíficos dentro de los átomos(jejejeje). bueno tal vez deberia de argumentar un poco esto pero si te digo la verdad no tengo ni idea de como hacerlo así que ya tengo algo en lo que pensar cuando me aburra.

  2. mamen dice:

    hola!

    He intentado leer todas las entradas sobre el término vida que habeis colgado, os confieso que estoy bastante abrumada y un poco liada. Por eso he decidido volver al principio.
    (sin contar la entrada de aulainvisible, Pepe creo, que supongo es precursor del debate)

    Heimdall (una vez más, no sé si te has cambiado el nombre o eres nuevo,………. esto empieza a ser un clásico del 2008, 😉 ), una de las cosas que más me ha gustado de todo lo que he leído, es la consideración que hace Lynn Margulis ( la que incluyes al final de tu entrada) sobre la vida, ligando, en mi opinión, de una manera muy inteligente y muy elegante diferentes definiciones y/o aspectos relacionados con el término.

    En cualquier caso, de nuevo, menudo despliegue: Hay que dedicar mucho tiempo para ir asimilando la cantidad de cosas interesantes que encontráis
    ¡¡gracias a todos por compartirlas!!

    Saludos

  3. Heimdall dice:

    Gracias por el comentario. La avalancha de entradas se debe, lógicamente, a la rifa de notas. A la hora de llevar un boletín a casa, todo vale. Eso ha reactivado el blog pero ahora parece que esto es agua en ebullición. Creo que nadie tiene tiempo de leer tanto y organizarse.
    Por eso me extraña un comentario aquí, en el principio, porque nadie (aparte de Josemi y tú) se ha planteado empezar por el principio (como sería lógico).
    Entrando en materia, creo que has pillado exactamente lo que quería expresar. Aunque la información en sí ha sido tomada de wikipedia, la clave del asunto es lo que tú has dicho: la unión. La conjunción de todos esos elementos nos da una visión bastante clara de la vida (relativamente a lo que hay por ahí) y enlaza con esa teoría de que “la vida es un continuo”.
    Gracias pr leer.
    P.D.: Me ehe cambiado el nombre, como bien has averiguado. Soy el ser anteriormente conocido como albertocabanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: